canciones

Somos trasnparentes
Desaprender la guerra
Alégrense-preocúpense
En lo profundo
Entre los dos
Los hijos de Eva y Adán
Te cuento esta historia
Mejor contigo
Llegaste tú
En el viento
Todo es de todos
Canta para mi

SOMOS  TRANSPARENTES

Por los pies se reconoce al que a todo está dispuesto.
Nunca hay brillo en los zapatos de quien viaja con lo puesto.
En los pies es más sencillo encontrar una respuesta:
el que siempre está en camino tiene gastadas las suelas.

En las manos se distingue al profeta del villano,
a quien no da un palo al agua, del que siempre está remando.
En las manos hay indicios del futuro y del pasado,
de las cosas a las que nos aferramos.

Vivan como vivan, hagan lo que hagan,
sueñen con quien sueñen…
Sean como sean, vayan donde vayan,
cuenten o no cuenten…
Digan lo que digan, salgan con quien salgan,
piensen como piensen…
…todo se refleja, somos transparentes.

En los ojos descubrimos la  inocencia de la gente,
las miradas asesinas,  y los guiños confidentes.
En los ojos nos buscamos cuando amamos locamente,
cuando nos enamoramos de repente..

Vivan como vivan…

No… deben olvidar
que nada es invisible si saben mirar.
No… deben olvidar
que somos como espejos de arcilla y cristal.

Vivan como vivan, …

 

DESAPRENDER LA GUERRA

Desaprender la guerra, realimentar la risa,
deshilachar los miedos, curarse las heridas.

Difuminar fronteras, rehuir de la codicia,
anteponer lo ajeno, negarse a las consignas.

Desconvocar el odio,
desestimar la ira,
rehusar usar la fuerza,           
rodearse de caricias.
Reabrir todas las puertas,
sitiar cada mentira,
pactar sin condiciones,
rendirse a la Justicia.

Rehabilitar los sueños, penalizar las prisas,
indemnizar al alma, sumarse a la alegría.

Humanizar los credos,  purificar la brisa,
adecentar la Tierra, reinaugurar la Vida.

Desconvocar el odio,
desestimar la ira,
rehusar usar la fuerza,           
rodearse de caricias.
Reabrir todas las puertas,
sitiar cada mentira,
pactar sin condiciones,
rendirse a la Justicia.
           
Desaprender la guerra, curarse las heridas.
Desaprender la guerra, negarse a las consignas.
Desaprender la guerra, rodearse de caricias.
Desaprender la guerra, rendirse a la Justicia.
Desaprender la guerra, sumarse a la alegría.
Desaprender la guerra, reinaugurar la Vida.

 

ALÉGRENSE - PREOCÚPENSE

Están surgiendo voces escondidas,
están amaneciendo otras verdades...
Se acercan con antorchas encendidas,
iluminando nuestras ciudades.

Son fruto de la Paz y de las guerras,
son signo de incalculable valor…                 
Son hombres y mujeres de esta tierra,
son mis iguales, son lo que yo.
           
Alégrense los que creen en los demás,
los que se dejan por otros la piel.
Preocúpense los que acumulan bienestar,
los que buscan el poder.
Alégrense los que construyen la Verdad,
los que soñaron un mundo al revés.
Preocúpense los que no quieren dialogar,
los que no saben ceder.

Están subiendo porque somos Norte,                         
se están quedando porque “aquí es mejor” …   
Entraron sin sellar el pasaporte,
pero trajeron su corazón.

No son testigos mudos, sin memoria;
ni son el lastre de nuestra inflación…
Son parte trascendente de la Historia.
No son problema… son solución.

Alégrense los que creen en los demás,
los que se dejan por otros la piel.
Preocúpense los que acumulan bienestar,
los que buscan el poder.
Alégrense los que construyen la Verdad,
los que soñaron un mundo al revés.
Preocúpense los que no quieren dialogar,
los que no saben ceder.

Preocúpense, preocúpense los que “son alguien”… preocúpense
Preocúpense, preocúpense los intachables… preocúpense
Preocúpense, preocúpense los que no lloran… preocúpense
Preocúpense, preocúpense los que atesoran… preocúpense

Alégrense, alégrense, los excluidos… alégrense
Alégrense, alégrense, los perseguidos… alégrense
Alégrense, alégrense, los que confían… alégrense
Alégrense, alégrense, los que se fían… alégrense

Preocúpense los empresarios, que pagan salarios de risa y de hiel.
Alégrense los voluntarios, si son solidarios estén donde estén.
Preocúpense los puritanos, que lavan sus manos cumpliendo la Ley.
Alégrense los compañeros, que siempre estuvieron, con dudas o fe.
Alégrense los humanistas, los gays, los artistas, la gente de bien…
Alégrense y hasta la vista, y perdonen que insista... ustedes también.

 

EN LO PROFUNDO

En lo profundo
no hay nada que no sea sorprendente.
Y sin embargo
bajamos tan a poco, y pocas veces.

Acomodamos
el pulso a la presión de la rutina.
Nos distanciamos
del fondo y del origen de los días…
… y no bajamos, y no bajamos, y no bajamos.

Nos olvidamos del sentido de la Vida,
del propio barro, del primer atardecer…
Y amontonamos un sinfín de tonterías,
buscando en lo que creer.

En lo profundo
no hay nadie que no sea diferente,
pero a menudo
mostramos sólo aquello que no duele.

Desdibujados
detrás de multitud de vanidades…
Tristes, sin sueños,
ajenos al Amor… superficiales.
…y no bajamos, y no bajamos, y no bajamos.

Nos olvidamos del sentido de la Vida,
del propio barro, del primer atardecer...
Y amontonamos un sinfín de tonterías,
buscando en lo que creer.

En lo profundo
no hay nada que no sea sorprendente…

 

LOS HIJOS DE EVA Y ADÁN

Hay quien prefiere tener una casa vacía,
a que la habiten aquellos que llegan sin nada.
Hay quien escoge cerrarle la puerta a la vida,
no vaya a ser que aire fresco caliente su alma.

Hay quien no admite razones, ni atiende a motivos,
si no incrementas su saldo, ya no hablan contigo.
Hay quien te empuja a la calle y se siente tan digno,
se justifica en las leyes y duerme tranquilo.

Pero los hay que te dejan contar,
hacen por comprender
y saben aceptar lo distinto, lo ajeno y desigual.
También están los que acogen sin más,
los que dicen que sí,
los que tienen sus puertas
abiertas de par en par.

Así son, los hijos de Eva;
así son, los hijos de Adán.

Hay quien sin ser miserable acumula miserias;
quien se convierte en culpable de su indiferencia.
Hay quien según le conviene reescribe la Historia,
porque la pena es tan grande y la gloria muy poca.

Hay quien desvía la vista y jamás se hace cargo,
siempre viviendo deprisa y pasando de largo.
Hay quien realquila, maltrata y explota a su pueblo.
Hay quien buscó un paraíso y se vio en un infierno.

Pero los hay que te dejan contar,
hacen por comprender
y saben aceptar lo distinto, lo ajeno y desigual.
También están los que acogen sin más,
los que dicen que sí,
los que tienen sus puertas abiertas de par en par.

Así son, los hijos de Eva... 


TE CUENTO ESTA HISTORIA

El uno fue un regalo para el otro,
fue un reflejo de tus ojos, fue un instante para dos.

Y así, y a la de tres, surgió el embrujo
de los que –sin muchos lujos–  reivindican el Amor.

Después de algunos años fuimos cuatro,
al sumar besos, abrazos y un poquito de pasión.

Hoy a las cinco te escribo estos versos,
son fruto de mis silencios
y del eco de tu voz.
Hoy a las cinco te cuento esta historia,
que es parte de mi memoria
y es todo en mi corazón.

Seis fueron las razones que me diste,         
seis las que tú recibiste, seis el tiempo junto a ti.

Y siete, la treintena que escogimos  
para iniciar el camino, que nos condujo hasta aquí.

Fielmente llego a cada madrugada,            
luego despierto a las ocho… juntos, tus sueños y yo.

No cabe más amor en nuestra cama            
y me escapo a otras batallas…
son las nueve en mi reloj.
Y entonces, me estremezco al ver tan claro,
que el diez que aún no había gastado…
lo guardaba para vos.

La la ra la ra ra …..

…Entonces, me estremezco al ver tan claro,
que el diez que aún no había gastado…
lo guardaba para vos.

 

MEJOR CONTIGO

Mejor es alcanzar un sueño, que seguir dormidos.
Mejor no traicionar aquello que siempre creímos.
Mucho mejor que dar la vuelta,
dejar a  un lado, o cerrar las puertas…           
Será mucho mejor, buscar un nuevo sol contigo.

Mejor no acostumbrarse al peso de nuestras cadenas.
Mejor no arrinconar aquello que vale la pena.
Mucho mejor que andar a tientas,
sin sobresaltos, pero sin metas…
Será mucho mejor, sumar mi corazón y el tuyo.

Mejor, mucho mejor, será mucho mejor así.
Mejor, mucho mejor, será mucho mejor… mejor así.

Mejor que ambicionar “ser alguien” es “ser uno mismo”.
Mejor no malgastar más tiempo nuestro idealismo.
Mucho mejor, tomar conciencia
que atrincherarse en las apariencias.
Será mucho mejor, saberse realizado en ti.

Mejor iluminar lo incierto que ocultar las dudas.
Mejor abandonar el puerto que anclarse en la espuma.
Mucho mejor dejar en tierra,
los intereses, las hipotecas…
Será mucho mejor, zarpar hacia el profundo azul.

Mejor, mucho mejor, será mucho mejor así.
Mejor, mucho mejor, será mucho mejor… mejor así.

No es fácil, hay miedos, hay indecisión…
Te faltan las fuerzas, me falla la voz…
Un puente, un abismo, un solo destino… los dos.
Tu mano me aprieta, siento su calor…
Si piso en tus huellas, avanzo mejor…
Mejor estar vivo, confiar, ir unidos tú y yo.

Mejor es alcanzar un sueño, que seguir dormidos.
Mejor no traicionar aquello que siempre creímos.
Mucho mejor que dar la vuelta,
dejar a  un lado, o cerrar las puertas…           
Será mucho mejor, buscar un nuevo sol contigo.

Será mucho mejor,…
…buscar un nuevo sol contigo.

LLEGASTE TÚ

Llegaste despacito,
como se acerca el sol a mi ventana;
como la primavera,
que cuando más se espera… más se retrasa.

Llegaste de puntillas,
como una bailarina en plena danza…
Y haciendo los honores,
llegaste entre dolores y esperanzas.

Llegaste porque aquí se abrió una puerta,
llegaste y sin apenas darnos cuenta,
nos pusimos a soñar.

Tú, llegaste tú.
Tú y nuestra casa se llenó de sueños.
Tú, llegaste tú,
para quedarte siempre en nuestro corazón.

Llegaste en la batalla
(el humo y la metralla te hicieron llorar),
y mientras te acunaba,
sentía que abrazaba así a la Humanidad.

Llegaste con motivos,
llegaste a dar sentido, llegaste a buscar,
igual – seguramente –
que el resto de la gente, la Felicidad.

Llegaste porque aquí se te esperaba;
llegaste y sin apenas decir nada,
juntos fuimos mucho más.
Llegaste porque aquí se abrió una puerta,
llegaste y sin apenas darnos cuenta,
nos pusimos a soñar.

Tú, llegaste tú...

EN EL VIENTO

Me cuesta verte recostada en el sillón;
cadencia eterna, fruto de la creación…
Perfecta imagen de los sueños que rompí,
podría engañarte si se tratara de mí.

¿Dónde se esconde tu verdad?,
acaso nunca lo sabrás.
Higuera estéril sin querer,
que se derrama al no poder continuar
viviendo de la soledad.
Flores marchitas que se pierden en el viento.

¿Cómo explicarte lo que es la Felicidad?;
poder amarte sin llegarme a enamorar…
He dibujado tantas veces mi perfil,
que se me antoja pasajero cualquier fin.

¿Dónde se encuentra mi verdad?
acaso nadie lo sabrá.
Amaneceres de marfil
en busca del agua de abril
para lavar lo falso de mi seriedad.
Flores marchitas que se pierden en el viento.

No te avergüences de tu propia humanidad;
reminiscencias desde un tiempo inmemorial…
Sé carcelero sólo con tu libertad,
firme soldado de esta guerra hasta el final.

Que allí se encuentra la verdad,
limpia de arcillas, inmortal,
resumen puro, dulce voz,
promesa de oro y de color…
Mas aún es pronto y sólo podemos amar.
Flores marchitas que se pierden en el viento…

TODO ES DE TODOS

Si todo es de todos,
la Deuda del mundo es una injusticia.

Si todo es de todos,
los que tienen tanto que no pidan más.
                       
Si todo es de todos,
¿por qué hay tanta gente que no tiene nada?
           
Si todo es de todos,
las deudas eternas tendrán un final.

Todo es de todos, todo es de todos.
Todo es de todos, todo es de todos.

CANTA PARA MÍ

Canta para mí, contágiame la Libertad…                        
es necesaria tras los muros de este infierno.
Canta para mí, acércame a la Humanidad           
en cada historia, cada acorde y cada verso.

Canta para mí y nunca dejes de buscar,
y no te canses de vivir, y no te rindas sin luchar.
Canta para mí,
y nunca olvides que tu voz vence al silencio.

Canta para mí, te escucharé en la soledad
de quien se sabe derrotada por sus miedos.                       
Canta para mí, y cuéntales a los demás
que cada golpe te hace más fuerte por dentro.

Canta para mí, dame razones para andar,
proponte un nuevo porvenir, implícame en la gratuidad.
Canta para mí,                       
y nunca olvides que tu voz vence al silencio.
Canta, canta … tan sólo canta.      

Canta para mí,  porque preciso averiguar
si “lo que soy” y “a donde voy” es lo que quiero.
Canta para mí, y no me dejes olvidar
que hace algún tiempo también yo soñé tus sueños.

Canta para mí y nunca dejes de buscar,
y no te canses de vivir, y no te rindas sin luchar.
Canta para mí,
y nunca olvides que tu voz vence al silencio.           

Canta para mí, dame razones para andar,
proponte un nuevo porvenir, implícame en la gratuidad.
Canta para mí,                       
y nunca olvides que tu voz vence al silencio.
Canta, canta … tan sólo canta.      

Canta lo que crees, canta lo que esperas, canta lo que amas…

…y aunque a veces sea con un nudo en la garganta… canta,                
…y aunque te parezca que ya nadie escucha nada… canta,
…y aunque a veces sientas que las fuerzas no te alcanzan… canta.

Agradecimientos  -  Libro de Visitas  -  Contactar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.